TURISTIQUEROS NEWS

Portugal estrena el puente peatonal colgante más largo del mundo

Una experiencia no apta para cardiacos. Es lo que supone cruzar el Puente 516 de Arouca, en Portugal, que tiene el honor de ser el puente peatonal colgante más largo del mundo con más de medio kilómetro de longitud y que desde el pasado lunes está abierto al público, tras levantarse el estado de calamidad en el país y reabrise la frontera terrestre con España.

Su longitud exacta son 516 metros y se encuentra aproximadamente a 175 metros sobre el río Paiva, en la localidad de Arouca, a unos 60 kilómetros al sur de Oporto. A su alrededor se puede disfrutar del paisaje de Cascata das Aguieiras, Garganta do Paiva y Passadiços do Paiva.

No es una experiencia a la que pueda atreverse todo el mundo. De hecho, no se permite atravesarlo a niños menores de 6 años y todas las visitas están acompañadas por guías.

Puente Arouca 516

Tiene un ancho de 1,20 metros y el suelo está compuesto de rejillas metálicas que permiten ver el cauce del río, lo que da aún una mayor sensación de vértigo, agudizada más si cabe por el balanceo del mismo puente.

Cruzarlo cuesta 12 euros para los adultos y 10 para los menores, en horario de 8:00 a 20 horas desde este mes de mayo hasta septiembre. En invierno, el horario es de 9:00 horas hasta las 17:00 horas.

Su construcción ha supuesto una inversión de 2,3 millones de euros y ha llevado más de dos años de obras, pero las autoridades de Arouca confían en que su nueva atracción sea un revulsivo para atraer turistas.

La nueva atracción de Arouca está abierta al público desde el pasado lunes.

Fuente: hosteltur.com

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter