In Noticias

General Villamil, más conocida como Playas, es parte de los 40 balnearios que podrán reabrir desde este miércoles 5 de agosto de 2020. Sin embargo, los operadores turísticos de este destino de la provincia del Guayas esperan la resolución del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal. Esperanza López, presidenta de la Cámara de Turismo de Playas, dijo que el 3 de agosto la citaron a una reunión a las autoridades locales, pero el alcalde Dany Mite no asistió. “Esperamos que hasta el jueves se pronuncie sobre su resolución”. Este cantón depende del turismo. Según datos de la Cámara, el 40% de sus 80 hoteles ha cerrado debido a la crisis generada por la pandemia de covid-19. “Desde el sector turístico estamos preparados con los protocolos de bioseguridad. Pero el cantón debe prepararse con megáfonos y el sistema de viodevigilancia. La Policía nos informó que han enviado cartas el ECU 911 para saber si la playa está preparada y que están a la espera de respuesta”, dijo López.

Playas es el balneario más cercano a Guayaquil, donde el lunes 3 de agosto las autoridades anunciaron medidas más severas para prevenir posibles rebrotes por coronavirus. Entre ellas está el pedido al COE nacional para postergar la apertura de las playas, por considerarlo “altamente riesgoso”. “En las playas es muy difícil tener distanciamiento y medidas de seguridad. El problema no es el contagio en las playas, sino que todas esas personas regresan a las ciudades y hacen que las demás personas puedan ser víctimas del contagio de covid-19”, dijo ayer lunes Viteri. El alcalde Mite no se ha pronunciado. Pero desde hace varias semanas, el Municipio de Playas y el Ministerio de Turismo han organizado talleres de capacitación para el distanciamiento de carpas y parasoles, previo a la apertura del balneario. En la provincia de El Oro, Jambelí y Bajo Alto son parte del plan de reapertura.

El alcalde de El Guabo, Hitler Álvarez, confirmó que desde mañana se abrirá el turismo en Bajo Alto, pero no dio detalles de los operativos de control. Mientras aguardan la resolución oficial, los operadores turísticos calibran sus protocolos. “Si nos dan la autorización, contamos con las medidas de distanciamiento y bioseguridad para arrancar”, asegura Homero Castro, de la agencia de viaje GoldTravel. Uno de sus paquetes incluye la observación de ballenas, que por ahora está en espera. “Las embarcación son para 20 pasajeros, pero ahora solo trasladarían 10. Todos deben usar mascarillas, se usará métodos para toma de temperatura e implementos de desinfección”, dice Castro. Aunque en la provincia de Santa Elena los alcaldes decidieron aplazar la apertura de 15 playas para el 25 de agosto, el sector turístico espera que hasta esa fecha se cuente con un plan integral más claro.

“En el sector empresarial estamos listos con capacitaciones y certificados, aunque aún hay un conflicto en el manejo de áreas públicas, como parqueos y playas. Necesitamos la reactivación, pero queremos que la cosas salgan bien y no tener un retroceso después”, asegura Carlos Abad, presidente de la Cámara Provincial de Turismo. En el caso de Santa Elena está pendiente la instalación de más cámaras de videovigilancia. También resta por definir los operativos de control, que por ahora se analizan con la Policía y las Capitanías de Puerto. El despliegue se haría según los estudios de carga turística, que por ahora arrojan un aforo de 1 600 bañistas en Montañita, 1 300 en Olón, 600 en Libertador Bolívar y 400 en Ballenita.

Abad explica que además falta dotar a los equipos de salvavidas con implementos para evitar el contacto al momento de brindar primeros auxilios. Y definir alternativas para la informalidad en las playas, que reporta un 30% de aumento en la provincia.

FUENTE: elcomercio.com

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt