In Noticias

El ecoturismo es su forma de enseñar y mantener sus tradiciones intactas. Además, es su manera de mostrar que su tierra tiene más riquezas que el petróleo. Los indígenas de la comunidad kichwa Sacha Wasi, a 30 minutos de Puyo, Pastaza, se han asociado, hace ocho años, para emprender y poder recibir a decenas de turistas.

El nombre de la localidad significa ‘Casa de la Selva’, explica Jesús Inty, uno de los comuneros, mientras enseña a utilizar una cerbatana a un turista.

“Nosotros respetamos la naturaleza desde nuestros ancestros. A las personas que llegan les explicamos nuestra forma de vida. La cerbatana la utilizamos para cazar”, dice.

Los turistas pueden acceder a esta comunidad en buses o taxis desde Puyo por una tarifa máxima de cinco dólares. Al llegar a Sacha Wasi pagan tres dólares por persona para disfrutar del conocimiento ancestral.

Una vez en el sitio, los kichwas les darán la bienvenida en su lengua madre a cargo de la anciana de la comuna. Luego podrán beber un vaso de chicha. Recibirán la explicación detallada de la arquitectura de las casas indígenas.

Además, pueden fotografiar loros, monos y guatines que se pasean entre los turistas.

La gastronomía local también es parte del atractivo. Para el almuerzo, un delicioso maito (tilapia envuelta en hoja de plátano acompañada de verde y yuca) es servido con un vaso de té de guayusa.

También se puede disfrutar de las típicas danzas que las mujeres kichwa ejecutan al son de los tambores que entonan hombres y niños.

“Es importante que el turista nos conozca, que se interese por el turismo que ofrecemos nosotros y así nos ayudan a conservar nuestra naturaleza. Tenemos muchas cosas para mostrar”, dice Jéssica, adolescente indígena de la comunidad, mientras explica los beneficios de la guayusa en la salud.

Entre las recomendaciones para disfrutar la experiencia protegiendo la salud y la piel se resalta el uso de bloqueador solar, repelente de insectos y zapatos y ropa cómodos para los paseos.

En Sacha Wasi también se pueden adquirir artesanías desde dos dólares. Hay cuchillos hechos de chonta que sirven para “protección” contra las malas energías, aretes, collares, atrapa sueños y esculturas de los animales de la zona.

Si el turista lo desea, puede realizarse limpias o masajes relajantes con ortiga. Esta comunidad es parte del plan turístico que promociona la Prefectura de la provincia a través del programa Pastaza: aventura, selva y tradiciones. (F)

Comunidad
TURISMO

Indígenas
La comunidad de Sacha Wasi está a 25 kilómetros de Puyo, en la entrada de la Amazonía ecuatoriana vía a Macas. Con sus visitas, los turistas ayudan a esa localidad a luchar contra la actividad extractiva de la zona.

Fuente: El Universo

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt