In Noticias

La Organización Mundial de Turismo (OMT), con sede en Madrid, demandó que el enoturismo se integre en las políticas nacionales de turismo y desarrollo rural. Y así lo pidió en la 3ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico que organizó los pasados días 6 y 7 de septiembre en la República de Moldavia, en colaboración con el gobierno de este país productor del Este de Europa.

En este evento, expertos de una treintena de países participaron durante los dos días de deliberaciones, en los que se abordó la prioridad de la OMT de mejorar los beneficios socioeconómicos del turismo, centrando la atención en segmentos específicos, como el turismo enológico.

Al respecto, se llegó a la conclusión de que, para que el turismo enológico sirva de herramienta para el desarrollo rural, las comunidades locales han de participar en toda la cadena de valor del turismo y beneficiarse de la misma.

Asimismo, se instó a aplicar modelos de gobernanza que podrían ayudar a que los gestores del destino ofrezcan los productos y servicios enoturísticos, como parte de un enfoque integral de turismo rural y cultural.

Todos los participantes en esta Conferencia expresaron la convicción de que, con el “refuerzo de alianzas”, desarrollo de capacidades, investigaciones empíricas y apoyo a las pequeñas empresas y a los empresarios, se puede transformar el turismo enológico en un segmento que genere empleo, favorezca la innovación y fomente nuevos modelos de colaboración.

Modelos innovadores

Para el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, “la complejidad del desarrollo del turismo enológico y la diversidad de las partes interesadas concernidas exigen modelos innovadores de colaboración” y (en este sentido), “necesitamos derribar muros y promover nuevos grupos”.

El propio primer ministro moldavo, Pavel Filip, que inauguró esta Conferencia, incidió en la misma línea de la necesidad de realizar más investigaciones para evaluar las tendencias del turismo enológico, entenderlas y comprender a los consumidores de este segmento, así como de comparar a escala internacional los destinos conforme a idénticos criterios.

Filip concluyó que la creación de oportunidades de trabajo, a través del enoturismo, depende del desarrollo de recursos humanos calificados en nuevas tecnologías y sostenibilidad, además de habilidades sociales que faciliten el trabajo en equipo y permitan transmitir la historia del vino.

Por su parte, el secretario general de la OMT alentó a Moldavia a aprovechar, además de la estrategia nacional para atraer inversiones extranjeras, otras plataformas de promoción del turismo y aumentar la conectividad con importantes mercados emisores, asegurando el pleno apoyo de esta organización a la estrategia de desarrollo del turismo del país.

En la 3ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico de la OMT se establecieron ocho ámbitos fundamentales de acción: estrategia y gobernanza del turismo enológico; alianzas; participación de la comunidad; apoyo a pequeñas empresas y a empresarios; turismo enológico en aras del desarrollo rural; investigación de tendencias y consumidores; desarrollo de habilidades, y alineación del turismo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Tales ámbitos de acción serán abordados más en profundidad en la 4ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico de la OMT, que se celebrará en Chile en 2019, mientras que Portugal será la sede nacional que acogerá la siguiente edición de 2020.

Spain Trough its Wineries

Por otro lado, el proyecto “Spain Trough its Wineries” (http://www.debodegas.com/), formado por una alianza del Foro de Marcas Renombradas y 9 de los principales grupos bodegueros del país se presentó la pasada semana en Galicia, con una travesía en barco a las Islas Cíes, en las que se degustaron vinos de los tres grupos con bodegas en esta Comunidad: Terras Gauda, Ramón Bilbao (“Mar de Frades”) y Freixenet (“Vionta”).

El objetivo de este proyecto es servir de foco de atracción turística y ofrecer un valor añadido; difundir la riqueza vitivinícola, cultural y gastronómica nacional, con un planteamiento global de calidad; dar a conocer el país, a través de la cultura del vino; potenciar internacionalmente el turismo de calidad y singular y situar a España como referente mundial del enoturismo. Con este fin se quiere aprovechar que más de 80 millones de turistas la visitan cada año y un 20% de ellos están interesados en  la cultura del vino.

Este planteamiento global permite al viajero recorrer España de Norte a Sur y de Este a Oeste, a través de los viñedos de las 31 bodegas pertenecientes a los nueve grupos bodegueros empresariales: el Grupo Terras Gauda (Terras Gauda y Pittacum), Barbadillo, Bodegas Familiares Matarromera, González Byass, Grupo Freixenet, Osborne, Pagos del Rey (Grupo Félix Solís), Ramón Bilbao (Zamora Company) y Dinastía Vivanco.

Con la colaboración de la OMT e Innova Tax Free, Spain Trough its Wineries promueve adentrarse en la idiosincrasia de Galicia, Jerez, Rueda, Toro, Penedés, Ribera del Duero, Rioja, Somontano y Toledo, con vivencias únicas en torno al mundo del vino, con las peculiaridades de los procesos de elaboración en cada bodega y las variedades autóctonas características de cada zona.

Cultura, gastronomía, paisaje y medio ambiente son las grandes fortalezas de estas 8 zonas de importante tradición vitivinícola, en la que se plantea hacer un turismo innovador con la calidad como referente, generando, por otra parte, una nueva fuente de riqueza y atracción basada en tres ejes, como son la sostenibilidad (medioambiental, económica y social), la desestacionalización y el desarrollo rural.

 

Fuente: http://www.sevi.net/es/3527/13/12332/La-OMT-destaca-el-papel-del-turismo-enol%C3%B3gico-para-el-desarrollo-rural-sostenible-enoturismo-Spain-Trough-its-Wineries-debodegas-Enoturismo-y-turismo-del-vino.htm

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt