In Noticias

En enero de 1999 un terremoto golpeó el Eje Cafetero, produciendo el deceso de más de 1.000 personas e incontables daños a la estructura productiva. Las organizaciones de ese territorio colombiano decidieron reducir la dependencia a una actividad productiva y apostarle al agroturismo, fruto de lo cual pasaron de 8 a 350 fincas turísticas y hoy reciben 350.000 turistas por año.

El terremoto que nos golpeó el 16 de abril del 2016 también nos abrió la posibilidad de transformar la tragedia en una oportunidad para innovar en sectores que son parte de nuestras tradiciones, como la gastronomía, la agroindustria y el turismo.
Manabí tiene más del 60% de las costas del Ecuador y por ello es clave apoyar el turismo de playa. Necesitamos, sin embargo, fomentar otros tipos de turismo para los que nuestra provincia también tiene mucho potencial. Así como el Eje Cafetero, podríamos apostarle al agroturismo, posibilitando el disfrute de actividades propias del mundo rural como cocinar en el horno manaba.
Podríamos promover el turismo científico en sitios como Isla de la Plata y Cerro Jaboncillo para personas interesadas en los ecosistemas marinos y arqueología, respectivamente. Tenemos el potencial para el turismo gastronómico incentivando la visita a cada uno de los cantones manabitas para disfrutar sus platos típicos. De la misma forma, podríamos promover el ecoturismo promocionando las innumerables bellezas naturales que posee nuestra provincia.

Para lograrlo se necesita un Plan Provincial de Desarrollo Turístico construido con la participación de todos los sectores, que nos permita identificar las potencialidades de cada cantón y establecer políticas para desarrollarlas. Un Plan Provincial nos daría una mirada integral para conectar los atractivos de diversos cantones. Por ejemplo, podríamos desarrollar la ruta de la mitad del mundo, que permitía ofrecer, como producto turístico, la experiencia de la Misión Geodésica que, en 1736, viajó de Manta a Coaque para comprobar la forma de la tierra, dando luego el nombre a nuestro país.

Co

n un Plan Provincial de Desarrollo Turístico sería posible identificar los servicios básicos, capacidades e infraestructura que se requieren para hacer de Manabí un destino internacionalmente reconocido. Por ejemplo, nos permitiría capacitar en idiomas y en servicio al cliente; podríamos exigir que el Aeropuerto Internacional de Manabí situado en Manta cuente con las facilidades para recibir vuelos de otros países. Nos permitiría también priorizar la reconstrucción del aeropuerto ubicado en San Vicente y organizar vuelos domésticos que conecten turísticamente al norte de nuestra provincia con diversos lugares de Manabí y del Ecuador.
El turismo genera uno de cada cinco nuevos empleos en el mundo. Además es una industria limpia con potencial para crecer mucho, que, bien manejada, promueve el intercambio cultural mientras fortalece las tradiciones de nuestra tierra. Lograremos hacer del turismo uno de los motores de la transformación si lo hacemos un proyecto compartido de todos los manabitas Esta es la mejor forma de celebrar en su mes a nuestra provincia

FUENTE: www.eldiario.ec

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt