In Noticias

as empresas domiciliadas en el Distrito aportan con un 50% de la recaudación tributaria.

Si de ventas se trata, las empresas radicadas en Quito aportaron con el 42% de las realizadas en todo el país y, 37% de las mismas, corresponden al sector no petrolero, siendo el comercio al por mayor y menor el principal actor de la industria local.

Así lo arroja un informe de la Secretaría Metropolitana de Desarrollo y Productividad, con cierre de 2017. Cabe señalar que es en la capital en donde están domiciliadas las empresas nacionales del sector petrolero.

Las ventas en el Distrito evolucionaron favorablemente entre 2011 y 2014, pasando de 37.877 millones de dólares a 48.781 millones. A partir de ese año, la contracción económica ocasionó un revés en la industria capitalina y las ventas cayeron llegando a 43.900 millones en 2016.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, comenta que empresas relacionadas con las importaciones de bienes de consumo, materias primas y bienes de capital fueron las principales afectadas durante la contracción, principalmente por medidas como por las sobretasas arancelarias que se desmantelaron en 2017, dando como resultado un nuevo crecimiento de las ventas.

Efectivamente, el informe de la Secretaría de Producción, destaca que en 2017 las ventas se recuperaron y llegaron a 46.142 millones de dólares.

“En Quito destacan las empresas de la industria, como las ensambladoras de vehículos, los floricultores, el sector textil y todas ellas necesitan importar insumos para producir sus productos”, asegura Alarcón.

¿Qué sector vende más en Quito?
En 2017, las ventas de las empresas domiciliadas en Quito ascendieron a 68.219 millones de dólares, distribuidos principalmente entre actividades de comercio al por mayor y menor (37%), construcción (9%), elaboración de productos alimenticios (4%) y extracción de petróleo (3%).

Álvaro Maldonado, secretario de Desarrollo y productividad, explica que el movimiento en el sector comercial se debe a que la ciudad tiene un potencial en la industria.

“Quito es una ciudad históricamente industrial desde la época Republicana. Aquí están radicadas las principales ensambladoras de vehículos, por ejemplo”, asegura. “Además, los productos de la Costa, como alimentos, y los del Oriente, como las maderas, se traen a la capital para industrializarse”.

El sector de la Construcción es un termómetro de la economía y, en el caso de Quito, genera el 12% de plazas de empleo, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). Felipe Crespo, empresario constructor, cuenta que los proyectos inmobiliarios se vieron afectados durante la contracción económica, pero que dan señales de irse recuperando.

“La construcción es el punto de partida de toda una cadena productiva. Si se afecta, deja de trabajar el arquitecto y el albañil que, a su vez, deja de ir a gastar en almuerzos, dejando sin ventas a la señora que los prepara, quien deja de comprar en el mercado y así sigue la cadena”, detalla Crespo. “Pero desde que se anunció la eliminación de la Ley de Plusvalía las cosas volvieron a recuperarse un poco”.

El Turismo aporta con el 2% de las ventas de la ciudad, pero es un eje transversal en el Comercio, detalla el secretario de Productividad, Álvaro Maldonado. “Quito está bien posicionado como un destino líder, se complementa con el turismo de eventos y congresos. Tenemos un componente muy fuerte que es tener el Centró Histórico mejor conservado del a región”, señaló el funcionario. (LGP)

Inversión extranjera
° Los sectores productivos de mayor atracción para la inversión extranjera directa en Quito son la industria manufacturera, explotación de minas y canteras, y comercio.

A escala nacional, entre 2011 y 2017, Ecuador tuvo una inversión extranjera directa promedio de 697 millones de dólares y Quito fue la ciudad que más dinero atrajo, concentrando en promedio el 46% del total en el país.

 

FUENTE: lahora.com.ec

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt