In Noticias

La provincia de Santa Elena es un verdadero paraíso para los ornitólogos y para aquellos que, sin ser observadores profesionales, son aficionados al avistamiento de aves.

 

Este hermoso paraje marino lo conforman una serie de rocas y peñascos que constituyen el punto más saliente de la costa ecuatoriana hacia el occidente y el segundo de Sudamérica.

 ‘La Chocolatera’, en el sector de Salinas, es el nuevo punto de encuentro para los amantes del aviturismo y la naturaleza.

Está ubicado en el área de la Reserva Marina Costera de la Península de Santa Elena. De esta forma el turismo para el avistamiento de aves crece en la costa del Ecuador.

Esta actividad se la puede realizar todo el año, y en esta época las autoridades refuerzan el mensaje de conservación de los sitios que sirven de “paradero” de aves. En el lugar es fácil observar a diferentes especies de pájaros comiendo, mudando el plumaje o simplemente descansando para luego retomar su vuelo.

El lugar toma ese nombre por el color chocolate que toman sus aguas al chocar las corrientes marinas y levantar el polvo y la arena del fondo; además, por la fuerza con que las aguas del mar golpean contra las rocas, el sonido y el movimiento de las olas recuerdan el hervor del chocolate.

Este hermoso paraje marino lo conforman una serie de rocas, peñascos y promontorios que, separados unos de otros por el mar, se van adentrando en el mismo, constituyéndose en el punto más saliente de la costa hacia el occidente y el segundo de Sudamérica.

En un comunicado del Mintur afirma que cientos de amantes del aviturismo visitan cada año Ecuador. Los viajeros tienen esta nueva opción que brinda las facilidades para la práctica de la actividad.

Buena infraestructura, variedad de escenarios, cercanía con las especies, diversidad de ecosistema y, por supuesto, la variedad de aves que posee el lugar son las cualidades que hacen de La Chocolatera un lugar idóneo para disfrutar en familia o entre amigos.

Paraíso para los ornitólogos

Con el “Festival de Aves Playeras” realizado el pasado abril, se promovió el avistamiento aves y el turismo en la zona, que tiene mucho que ofrecer en sus cálidas playas y sitios turísticos.  Este fue un evento que convocó a los visitantes a vincularse con la conservación de las aves playeras y la naturaleza.

Durante la jornada ecológica, la Organización “Aves y Conservación” y el Ministerio del Ambiente de Ecuador dieron a conocer información científica sobre las especies. Además, el Ministerio de Turismo brindó datos que permitan a los visitantes disfrutar de una mejor y óptima manera su estadía en este destino del país.

La Chocolatera no es el único lugar donde se puede realizar esta actividad. Otro sitio destacados es el ‘Humedal de Ecuasal’, en Salinas. Las piscinas de este lugar son un paradero muy importante para aves playeras migratorias y no migratorias.

Con estos espacios, la provincia de Santa Elena se convierte así en un verdadero paraíso para los ornitólogos y para aquellos que, sin ser observadores profesionales, son aficionados al avistamiento de aves.

Fuente: www.andes.info.ec

Hola!

Si tiene alguna pregunta, envíenos un email y nos comunicaremos pronto.

Not readable? Change text. captcha txt